Eduardo Riveros, jefe de la planta que funciona dentro de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), detalló que esta diferencia se dio desde que la gestión del gobernador, Alberto Roríguez Saá, recuperó el control del complejo.

La Agrozal brinda servicio de almacenaje de granos, recepción, determinación de calidad comercial para diferentes destinos.

Esta es una moderna planta de acopio de granos construida en la ciudad de Villa Mercedes, destinada a pequeños y medianos productores, con una capacidad de almacenamiento de 15.500 toneladas fijas y que con las rotaciones alcanza las 50 mil toneladas.

“El productor puede contratarnos para tomar cualquiera de los servicios que brindamos o vender el cereal, ya que la Agrozal también funciona como comercializador y en las tres campañas que llevamos pagamos un precio diferencial por encima de la competencia, hasta un 15% más”, explicó Riveros.

El funcionario dialogó con la prensa durante el recorrido que hizo la semana pasada el nuevo secretario de San Luis Logística, Sebastián Lavandeira, para conocer, entre otras áreas, la agilidad y eficacia con las que funciona la Agrozal, que permite también descargar hasta 70 camiones por día y una capacidad dinámica de cargar un tren con 60 vagones en sólo doce horas.

La Agrozal brinda servicio de almacenaje de granos, recepción, determinación de calidad comercial para diferentes destinos, complementado con el sistema de transporte que ofrece este complejo, que contempla camión común, bitrenes, con la primera báscula para este tipo de transporte de cargas de la Argentina, y ferrocarril.

“Es la única en Villa Mercedes que cuenta con un laboratorio de granos, equipado con toda la última tecnología disponible, para brindarle al productor los análisis que la industria o el consumidor le requiere”, recalcó Riveros después de manejar por algunos metros la locomotora “La Puntana” junto a Lavandeira y periodistas.

El funcionario también recordó que cuando la planta de Agrozal estuvo concesionada durante la anterior gestión del Gobierno provincial, “estaba en malas condiciones, con seria falencias operativas y no cumplió con el rol para el que fue creado esto, que es atender al pequeño y mediano productor; la planta concesionada estaba ocupada para un fin comercial en sí mismo, sin ofrecer opciones para el productor local y eso fue lo que revertimos”.

Nota, fotos y video: ANSL