Con el objetivo de brindar excelencia en los servicios del Hospital de San Luis, culminó el proceso de certificación internacional de calidad bajo los estándares de la Norma ISO 9001:2015, cumplimentando por la Ley de Sistemas de Gestión de Calidad en la Administración Pública, vigente desde el 2011 por iniciativa y gestión del gobernador Alberto Rodríguez Saá.

El Hospital San Luis superó la auditoría internacional de certificación de calidad ISO 9001:2015.

Durante el mes de septiembre y octubre del 2018, el Hospital San Luis estuvo realizando auditorías externas, realizadas por profesionales del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), ente certificador internacional y único representante argentino ante la ISO (Organización Internacional de Normalización) una federación mundial de organismos nacionales de normalización fundada para la creación de estándares internacionales aplicables a cualquier organización.

Las auditorías de certificación estuvieron a cargo del auditor líder, ingeniero Jesús Ortega, y experto técnico en código de salud, ingeniera María Luján Gutiérrez, y se realizaron con el fin de evaluar el diseño y la implementación eficaz del Sistema de Gestión de Calidad en referencia a los requisitos normativos exigidos por esta norma internacional.

“Las auditorías concluyeron con la recomendación para la certificación internacional, informando como fortalezas la dirección del Hospital, el compromiso del personal y el enfoque en el usuario procurando mejorar y satisfacer las necesidades de la comunidad”, afirmó la jefa del Subprograma de Calidad del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Erika Torres.

En esta oportunidad, el alcance del sistema de gestión de calidad del Hospital comprendió los procesos principales del Servicio de Estadísticas, el Subprograma Vinculación y Atención al Ciudadano “En que te puedo ayudar” y Banco Central de Sangre. “Cabe destacar que el éxito de la certificación se logró gracias a todos los procesos de apoyo del Hospital, y el compromiso y acompañamiento del director médico Leonel Anello, el director administrativo Hernán Sosa Araujo y el jefe de Quirófano, Raúl Soria”, destacó Torres.

“Estos sistemas no se pueden implementar, ni certificar, si no hay un verdadero compromiso de la dirección y del personal afectado a los procesos”, mencionó el auditor Jesús Ortega.

Nota y fotos: Prensa ULP.