Contará con cinco certificaciones de calidad nacionales e internacionales, entre ellas la que otorga el Joint Commission International, considerado el máximo estándar global en salud.

Juan Pablo Laugero: «El Hospital contará con la calificación internacional que se le da a edificaciones dotadas con la última tecnología disponible en todos sus aspectos».

El futuro Hospital Central de San Luis, cuyo llamado a licitación firmó la semana pasada el gobernador Alberto Rodríguez Saá con una histórica inversión superior a los $6 mil millones, cumplirá con estándares internacionales que los pondrán a la misma altura de los grandes hospitales que funcionan hoy en Europa y los Estados Unidos.

Juan Pablo Laugero, arquitecto integrante del Programa Grandes Obras de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, explicó a ANSL que estas certificaciones funcionan según el grado de tecnología, prestaciones y complejidad que tendrá el hospital.

“Los lineamientos del proyecto responden a la categoría STAGE 7, según el estándar HIMSS Analytics / Electronic Medical Record Adoption Model (EMRAM), calificación que se le da a edificaciones dotadas con la última tecnología disponible en todos sus aspectos, lo que avalará la calidad de la atención médica”, detalló el profesional.

La HIMSS Analytics-EMRAM es una organización de estándares globales para la salud, tecnología e investigación que asiste en soluciones para lograr avances en el desarrollo, gestión, eficiencia y funcionamiento de la infraestructura de salud.

También intervendrán en otro tipo de certificaciones el Ministerio de Salud de la Nación, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud, Normas del Programa Nacional de Garantía de Calidad de Atención Médica, las Normas ISO existentes y Normas IRAM.

El moderno Hospital Central de San Luis será construido frente al edificio de Terrazas del Portezuelo, sobre un predio de 32 hectáreas y tendrá una superficie cubierta de 51.696,48 m².

Nota, foto y video: ANSL.