Estimulados por una campaña orientada a mantener una actitud optimista y positiva frente a la enfermedad, pero con un fuerte mensaje para incorporar el hábito de la prevención, más de 500 personas, en su mayoría jóvenes y mujeres, marcharon este sábado a través de dos kilómetros de calles de la ciudad de San Luis, en una vistosa columna donde predominaron las remeras color rosa que identifica a esta lucha mundial.

La marcha partió del Concejo Deliberante, rodeó las plazas Pringles e Independencia y culminó en la plaza del barrio Cantisani.

Los convocantes fueron el Concejo Deliberante capitalino, junto a la vicegobernación de la Provincia, el Poder Judicial, la Secretaría de la Mujer, el Ministerio de Salud, y varias organizaciones como la Asociación “Ramón Cabrera”, Mujeres Solidarias y el Observatorio por el Derecho de los Discapacitados, y el acompañamiento de la Secretaría de la Juventud.

La marcha partió del Concejo Deliberante, rodeó las plazas Pringles e Independencia y culminó en la plaza del Barrio Cantisani. Estuvo encabezada, entre otros, por la directora del Centro Oncológico Integral, María José Scivetti; el vicegobernador Carlos Ponce; el presidente del Concejo, Roberto González Espíndola, y la jefa del Programa Juventud, Julieta Ponce.

“El mensaje a las más jóvenes es que debemos tener claro que las mujeres tenemos que visitar una vez al año al ginecólogo para los controles correspondientes. El control por manos expertas e idóneas para que analice su contexto familiar, determinará qué estudios debe realizar una mujer”, expresó Scivetti a ANSL.

Agregó que a partir de los 40 años, las mujeres deben hacerse una mamografía, que es un estudio muy rápido y que no duele. “La clave está en la detección temprana; desde el Centro Oncológico estamos trabajando multidisciplinariamente, atendiendo a quienes padecen esta enfermedad”, explicó.

La funcionaria también dejó otro mensaje a la población en general: “Siempre hay que tener una actitud optimista y positiva, porque es una enfermedad con tratamiento y posibilidades de cura. Lo que no nos puede abatir ni paralizar es el miedo. Por eso, en el contexto nacional, nos enorgullece que en la provincia de San Luis esté abierta la agenda para temas sociales tan sensibles, como es la salud puesta en un primer lugar para atender a toda la población sin ningún tipo de distinción y con un plan de salud oncológico muy importante”.

El concejal González Espíndola consideró que “este es un tema que debe estar en la agenda social y evidentemente faltaba ponerlo y lo demuestra esta gran convocatoria que logró la marcha. Hay que concientizar sobre la importancia que tiene la detección temprana de la enfermedad. No tenemos que asociar la palabra cáncer a la muerte, sino todo lo contrario, debemos prevenir”.

Para Julieta Ponce, “trabajar en la prevención del cáncer de mama es muy importante y también es fundamental que los jóvenes estén al tanto de esto e involucrados”.

Astrid Eliana Oro superó hace dos años un cáncer de mama y explicó a ANSL que asistió a la marcha “para sumar y para que todas las mujeres se concienticen sobre este tema. Gracias a Dios estoy viva y lo puedo decir; me hicieron quimioterapia, rayos y todos los pasos que se tienen que atravesar con angustia, nervios y miedos”.

Es por ello que recomendó prevenir y hacerse todos los estudios que correspondan y consultar a los especialistas, hacer lo que ellos dicen y tener una vida sana.

Gustavo Darío Santander también asistió a la manifestación y dialogó con ANSL: “Vengo a esta marcha para que todos los hombres tomemos conciencia de que también podemos acompañar estas iniciativas. A mí me toca de cerca por mi esposa y es algo que marca a toda la familia”.

Nota, fotos, y video: ANSL.