Funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción se reunieron este viernes con representantes del Puerto de Bahía Blanca y de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) para establecer un vínculo institucional de cara al desarrollo de la propuesta forrajera en la provincia.

“Uno de los proyectos de punta del Ministerio es la industrialización de la alfalfa, que se produciría en la Cuenca del Morro. El plan busca implantar 20 mil hectáreas de esta especie y, de esta forma, mitigar el problema ambiental y darle una oportunidad al productor de que haga un cultivo comercial. Además, utilizar la ZAL para un eficiente traslado del producto. La alfalfa tiene un mercado de exportación. De esta forma, el círculo cierra para productores, para San Luis y la Agrozal”, contextualiza Sebastián Lavandeira, gerente general de “Sol Puntano”.

Sobre la reunión en Villa Mercedes, reflejó: “El fin del encuentro con la gente de Bahía Blanca es ver la forma de realizar alianzas estratégicas, comerciales, para que este corredor bioceánico sea más eficiente y rentable para todos. Hemos generado una conversación para concretar nuevos vínculos con estos proyectos. Agradecemos a la gente de la ZAL que nos recibió y nos mostró sus instalaciones”.

Por su parte, el asesor del presidente del Puerto de Bahía Blanca, Jorge de Mendonça, resumió: “Este corredor, de un poco más de 700 km desde Bahía a Villa Mercedes, es una tierra de oportunidades, no solamente en granos sino de otras producciones con valor agregado, desde alfalfa, hasta plásticos, temas de exportación, comercio interior, etc. Esta relación institucional y técnica no sólo es para ver qué negocios pueden empezar a ser exportados si no qué otros pueden generarse a lo largo del corredor que beneficie a todas las partes”.

Sobre la apuesta forrajera por parte de San Luis y los beneficios que traería al corredor bioceánico, sostuvo: “La alfalfa significaría para el puerto de Bahía Blanca un aumento del 33 % de los contenedores, la circulación de dos a tres trenes de carga semanales, la continuidad de 100 toneladas al año para los camiones, entre otros beneficios”.

Finalmente, de Mendonça invitó a los presentes a darle continuidad a la agenda de trabajo a partir de un nuevo encuentro en Bahía Blanca.


Centro estratégico de almacenamiento y distribución

 

El jefe del Programa de la ZAL, Diego Pájaro, explicó las características de este espacio, ubicado en el corredor bioceánico central: “La ZAL es una terminal intermodal de cargas y un parque logístico, donde conviven áreas de logística agropecuaria (agrozal), el parque logístico propiamente dicho y una zona primaria aduanera donde se realiza la actividad de comercio exterior, prestando servicio a empresas de San Luis y la región”.

La ZAL opera desde hace más de 10 años en la provincia y busca impulsar el desarrollo de alternativas de logística y transporte que consigan abaratar costos y mejorar las escalas de las empresas que producen en San Luis y otras que comercializan en la provincia, para que tengan un funcionamiento más eficiente y aumentar sus operaciones en la provincia.

“El objetivo del encuentro fue analizar el desarrollo de este posible polo de producción de forraje que hoy tiene destino de exportación, terreno en el que estamos incursionando para otros clientes. A su vez, el puerto de Bahía Blanca se presenta como una de las alternativas para enviar nuestros productos a mercados exteriores. La idea es entablar una relación institucional y, en el futuro, desarrollar un corredor que vincule la ZAL con el puerto bahiense, y que sirva tanto para forrajes como otros productos”, indicó Pájaro.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.