El gobernador Alberto Rodríguez Saá entregó los cheques de $50 mil a los empresarios del departamento sureño, quienes expresaron su agradecimiento y alegría por la ayuda recibida en esta crisis económica nacional.

Inmensa emoción de los comerciantes por recibir los préstamos solidarios.

Inmensa emoción de los comerciantes por recibir los préstamos solidarios.

Matías Maldonado, de Buena Esperanza, es dueño de un lubricentro. “El préstamo es muy gratificante y sirve mucho para solventar gastos que están surgiendo de forma tan rápida”, comentó. Por su parte, Francisca Rebeco, propietaria de una pequeña despensa, calificó al préstamo como “un premio”, y comentó: “A mí me viene muy bien esta ayuda, por la situación como esta”.

Paula Janquela contó: “Yo tengo un restaurante y la verdad es un alivio enorme. Veremos en qué lo invertimos, porque siempre en los negocios tenemos en qué invertir, sea maquinaria o mercaderías”, y añadió: “Es un incentivo genial y nos viene bien a los comerciantes que la peleamos todos los días y está complicado”.

Por último, Alejandra Rojas, también de un comercio de venta de comestibles y electrodomésticos, expresó: “Primero, un agradecimiento al gobernador que se acordó de los comerciantes. Hoy por hoy estamos pasando por una etapa que esta difícil, no compramos ni la mitad que lo que comprábamos antes por culpa de que la inflación es enorme, y esta ayuda nos ha llenado el corazón. Es una alegría inmensa que el gobernador se haya acordado de nosotros”.

Nota: Pablo Lucero.

Fotos: Marcelo Lacerda.

Video: Angelina Dresti.