“Diciendo y haciendo”, expresó el gobernador al abrir el acto en San Francisco del Monte de Oro. Los cheques por $50 mil que en calidad de préstamos blandos entregó este jueves Alberto Rodríguez Saá alejó la angustia e incertidumbre de los pequeños comerciantes de los departamentos Belgrano y Ayacucho, que usarán el beneficio para evitar que la crisis económica nacional los obligue a bajar las persianas.

“No bajen las persianas, luchemos juntos”, expresó el gobernador luego de entregar personalmente las órdenes de pago a los comerciantes.

Acompañados por familiares, amigos y algunos con sus empleados, el grupo de beneficiados de Belgrano y Ayacucho generaron un clima de sorpresa, alivio y festejo por la rapidez en recibir el cheque que les prometió Alberto hace exactamente una semana cuando los convocó en este mismo lugar.

La entrega de cheques continuará esta noche en Buena Esperanza, mientras que mañana viernes será en La Toma, Tilisarao y Villa de Merlo.