Entrena la parte física tres veces por semana en el Campus Abierto de la ULP y afirma: “Acá mejoré mi rendimiento al ciento por ciento, nunca llegué a un nivel tan alto”.

El karateca Maxi Garay profundiza su preparación en el Campus Abierto de la ULP para el campeonato Sudamericano que se realizará a finales de octubre en San Pedro, Buenos Aires.

“Entreno tres veces por semana en el Campus la parte física, y mi preparación está excelente, cuento con la ayuda de Mariano Palacios, profesor del Campus, que está muy atento conmigo y viendo muchas mejoras a futuro. Esta semana terminó la etapa de fuerza y la semana que viene comienzo con trabajos de potencia y velocidad”, le dijo Maxi a Prensa de la ULP, con la seguridad de que “voy a llegar muy bien para esta competencia y espero lograr el primer lugar. Acá mejoré mi rendimiento ciento por ciento, nunca llegué a un nivel tan alto. Entrenar en el Campus es hacerlo a nivel profesional”.

Maxi viene de una ingrata experiencia en el Mundial de Escocia: un golpe fuera de reglamento descalificó al rival, pero lo lesionó de tal manera que no pudo seguir en competencia: “Lo que pasó lo tomo como una gran experiencia para pulir y mejorar el estilo de combate. Fue un accidente, pero sobre todo mucha mala suerte. Me sentía candidato a llegar a las finales, lamentablemente la suerte es parte de este deporte”, remarca, pese a obtener muy buenos resultados: en kumite (combate) por equipos, categoría menos de 75 kg, llegó a cuartos de final y en individual, pese al golpe, sucedió lo mismo.

"En el Campus Abierto mejoré mi rendimiento en un ciento por ciento", expresó Maxi.

“En el Campus Abierto mejoré mi rendimiento en un ciento por ciento”, expresó Maxi.

“Quiero agradecer al Campus por ofrecerme el espacio físico para entrenar y por todo el acompañamiento”, dice Maxi, con la cabeza puesta en el Sudamericano.

 

Nota y fotos: Prensa ULP.