Fue este domingo, en el Teatro “Calle Angosta”, con la puesta en escena de la Academia “Razas de mi pueblo”, como todos los años.

Ante un gran marco de público, la Academia “Razas de mi Pueblo” desarrolló su tradicional gala como acostumbra a hacerlo cada año.

La velada contó con una multiplicidad de cuadros artísticos llevados adelante por los distintos grupos de alumnos de la institución, en los cuales transmitieron la esencia y las costumbres de nuestro característico género musical.

Sobre la gran concurrencia, Leonardo Irusta y Romina Pezzini, profesores y bailarines de la Academia, expresaron que “es una doble sensación, por un lado, los nervios y, por otro, la ansiedad que genera este momento tan especial para nosotros frente a un teatro llenísimo”.

En lo que tiene que ver con la organización y el despliegue escénico, los especialistas de la danza folclórica destacaron que “fue una noche donde se mostró todo lo que venimos haciendo en este año y también años anteriores. Por eso, esta noche representó para nosotros un verdadero desafío, porque ensayamos muchísimo hasta el cansancio”.

A principios del 2018, participaron de la instancia del PreCosquín, lo que significó una presentación histórica para ellos y para Villa Mercedes. Al respecto, los docentes resaltaron que “lamentablemente no pudimos avanzar de etapa, pero la posibilidad de pisar ese mítico escenario fue demasiado para nosotros. Fue como tocar el cielo con las manos”.

En cuanto al hecho de sentir en el ser esta típica danza criolla, tanto Leonardo como Romina afirmaron que “es una pasión y, a la vez, un placer poder hacer lo que nos gusta. Es algo que se transformó en un modo de vida. No nos imaginamos vivir sin enseñar y bailar folclore”.

“Razas de mi pueblo” se prepara para realizar su habitual peña anual, que será en octubre.

 

Nota y nota: Prensa Complejo “Molino Fénix”.