El equipo de profesionales del Campus Abierto ULP avanza en la realización del 1º mapa deportivo que tendrá el país.

El mapa deportivo que genera el Campus toma impulso en La Punta.

El mapa deportivo que proyecta el Campus Abierto de la Universidad de La Punta tiene como objeto conocer el estado de situación sobre los niveles de aptitud física de los niños, lo que permitirá la realización de estrategias deportivas adecuadas para toda la provincia, y la detección de talentos. Este jueves se realizó la 2º prueba piloto en la Escuela N°434 “Nuevos Desafíos”, de la ciudad de La Punta.

El profesor de Educación Física del “Arturo Rodríguez Jurado”, capacitado en Mediciones Deportivas, Damián Aimar, comentó sobre la actividad concretada con los alumnos de sexto grado: “Coordinamos distintas estaciones de medidas antropométricas básicas, conocido como test Sirt and Reach, para medir flexibilidad de la cadena posterior; luego saltar y alcanzar para medir potencia de piernas, junto al salto horizontal. Posteriormente, lanzamiento de la pelota medicinal, de 2 kilos, para medir transferencia de fuerza con mayor incidencia en el tren superior sobre la potencia. Y finalmente, una prueba de velocidad de 30 metros, y una super run de agilidad, donde hay aceleración, desaceleración, cambio de dirección y coordinación ojo-mano”.

Aimar destacó: “Estamos en una etapa piloto, donde abarcamos las escuelas de la ciudad de La Punta, y luego iremos a toda la provincia. Es fantástico como vamos, contamos con un plantel profesional muy bueno, de profesores de educación física y entrenadores, con una capacitación interna de forma permanente. Los resultados son muy buenos”, sintetizó Damián, y explicó que “el sentido es generar una base de datos con los niveles de aptitud física de los niños, y como objetivo secundario la captación de talentos, una vez que evaluamos buscamos los datos y a partir de tener una base de datos detectamos talentos”.

Santiago Mendoza tiene 11 años, juega el rugby y así comentó la vivencia de las pruebas: “Me gustó tirar la pelota medicinal y se me complicó en llevar los objetos, ir y volver corriendo. Me gustó lo que hicimos”.

Julieta Quiroga, de 11 años, contó: “Me gustó, sobre todo la carrera llevando la madera, después tirar la pelota se me hizo difícil. No hago deportes y me gustaría hacer alguno”, contó Juli, con la idea de conocer el Campus.

Estos registros deportivos permiten confeccionar lo que en estadística se llama el marco muestral, luego se hacen diversos estudios específicos de cada temática para detectar las aptitudes y talento de los chicos de toda la provincia.

Nota y fotos: Prensa ULP.