La “Poética narrativa”, el primero de los seis tomos, es un merecido reconocimiento para el rastreador de rumbos en el marco del plan de obras públicas, anunciado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá. Durante la Feria del Libro en San Francisco se presentarán dos libros más.

A sala llena, presentaron las obras completas de Jesús Liberato Tobares.

Su esposa, hijos y nietos, público de San Martín, Merlo, San Francisco y Villa Mercedes acompañaron al investigador este miércoles a las 18:00 en la sala “Berta Vidal de Battini”. Asistieron también el vicegobernador Carlos Ponce, la ministra de Educación Paulina Calderón, la jefa del Programa Cultura Silvia Rapisarda, el obispo Pedro Daniel Martínez, legisladores y personalidades de la cultura como “El Pulpo” Félix Máximo María.

“Me siento inmensamente feliz porque es muy importante para mí el acompañamiento de la gente”, agradeció el autor detrás de unos lentes negros que no taparon su emoción ante la cantidad de público y afecto.

La publicación de esta obra forma parte del plan Sueños Puntanos. El tomo presentado contiene poesías y relatos anteriores a 1955. Aparecen “Cerro blanco”, “Calandrias de setiembre” y “Gente de mi pago”, más los cuentos “Río Grande”. En la recopilación y selección de este largo trabajo colaboró el poeta Gustavo Romero Borri. En noviembre, durante la Feria del Libro en San Francisco, se publicarán dos tomos, y el próximo año el resto con imágenes inéditas.

“Tobares es un ícono, un defensor de la cultura”, consideró el vicegobernador.

Durante una charla amena, moderada por el jefe de San Luis Libro Pedro Bazán, el estudioso de la Puntanidad compartió su pasado con los mineros de San Martín, sus andanzas en mula, su entusiasmo por la toponimia. Incluso se detuvo a considerar su estilo literario, que el propio autor definió en broma como huraño. “He sido un niño curioso”, expresó.

Por su parte, Rapisarda indicó: “Hemos vivido en esta sala hoy el alma de la Puntanidad, que es el amor por la tierra”.

Para Romero Borri, trabajar con el legado de su amigo significó “sumergirme en ese yacimiento de identidad, donde uno se pone en contacto con el rostro más veraz, profundo, de nuestra historia folclórica, literaria, criolla, popular”, según señaló.

“Tiene un estilo escrito de frases cortas, muy científico y académico, con datos verificables, pero a su vez el poeta se le filtra en sus exactitudes, y entonces sus frases o conferencias terminan con la levedad de la metáfora”, destacó el curador de las obras completas.

Tobares nació el 15 de octubre de 1929 y todavía hurga en las páginas, los paisajes y los rostros puntanos. Sueña con publicar un diccionario histórico de San Luis y pretende sumar a esta colección investigaciones inéditas sobre Villa de Praga, Las Lagunas, populares de la provincia, y sobre 165 familias del paraje Santa Bárbara (hoy, la localidad San Martín).

Como Atahualpa Yupanqui, Tobares se ha convertido en un antropólogo monte adentro. También con la guitarra al hombro, el historiador de San Martín asumió la tradición “rastreando el rumbo”, como tituló su última obra.

No sólo se trata de léxico, vestimentas o costumbres tradicionales; su obra es una indagación ante la adversidad rural y existencial. Por eso, la humildad le dio a Tobares la estatura que hoy ocupa en la cultura provincial.

Nota: Matías Gómez.

Fotos: Marcelo Lacerda.

Video: ANSL.