El fuego sigue en las Sierras Centrales y unos 35 bomberos lo combaten. Los dos aviones hidrantes pudieron despegar y trabajan sobre la zona. Un viento norte complica las acciones de los brigadistas. No hubo clases en la escuela de Villa de la Quebrada.

Dotaciones de bomberos de la Policía puntana, brigadistas de San Luis Solidario y Bomberos Voluntarios de la capital provincial combaten el incendio forestal que aqueja a las Sierras Centrales. Unos 35 hombres subieron hasta las cimas de los cerros para intentar extinguir las llamas, pero un viento norte complica su labor. Al mismo tiempo, los dos aviones hidrantes que pertenecen al Sistema Nacional de Manejo del Fuego pudieron despegar, están sobre la zona y colaboran con los socorristas.

Por estas horas de la tarde, los bomberos luchan contra el fuego con ataques directos, y la ayuda de los dos aviones hidrantes y mochilas de agua. Trabajarán hasta bien entrada la luz solar. En caso de no extinguirlo, planificarán las tareas a realizar este viernes desde la madrugada.

A su vez, el jefe de Bomberos de la Policía de San Luis, Darío Zabala, confirmó a ANSL que las rutas aledañas al siniestro forestal continúan cortadas. El fuego se ubica al noreste de la capital provincial, cerca del camino que une Nogolí con Río Grande.

Además, unos 15 bomberos se quedaron en cercanías a Villa de la Quebrada para desarrollar una guardia de cenizas y estar atentos a que no surja nuevamente algún incendio en la zona de la Quebrada de Huascara, llamaradas que fueron extinguidas ayer al mediodía.

Zabala explicó, además, que efectivos policiales de Nogolí y de El Trapiche mantienen guardias en los ingreso al camino que une ambas localidades para evitar el tránsito debido al intenso humo reinante.

Elisa Muñoz, jefa del Programa Educación, remarcó que la directora de la Escuela Nº 306 “Gobernador Zoilo Concha”, de Villa de la Quebrada, fue autorizada este jueves por el Ministerio de Educación a suspender las clases de manera preventiva a raíz de la gran cantidad de humo que cubría el establecimiento.

 

Nota: ANSL.

Foto: Gentileza Darío Zabala, jefe de Bomberos de la Policía de San Luis.