El ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich, firmó el inicio de la obra que incluye el dragado, refulado, limpieza y la recuperación de tierras. El Gobierno provincial invertirá más de $21 millones.

Días atrás, el gobernador Alberto Rodríguez Saá anunció, en el Salón Blanco, obras que forman parte del Mega Plan “Sueños Puntanos”. Algunas ya dieron inicio, principalmente en parajes provinciales, y a ellas se sumó este viernes la puesta en valor del dique Cruz de Piedra.

“Tengo que mencionar la puntanidad: cuando éramos niños, a los que vivíamos en la ciudad de San Luis, en El Chorrillo, San Roque o Las Chacras, nuestras madres nos llevaban a conocer, y el primer dique que conocimos fue el Cruz de Piedra. Y lo conocimos entrando por lo que sería la escalinata, buscando el murallón, y había un incipiente camino, una senda, y a veces visitábamos el murallón por dentro y luego llegábamos y admirábamos ese dique, que era uno de los más importantes de la provincia”, recordó el primer mandatario en la oportunidad.

Este viernes, Tomasevich firmó el inicio para la puesta en valor que incluye el dragado, refulado y la recuperación de tierras que significó una inversión de Gobierno de $21.465.495.00. Las tareas incluyen, además, la limpieza total del área.

“El Mega Plan ‘Sueños Puntanos’ fue pensado por nuestro gobernador en pos del crecimiento de la provincia y para evitar que nos afecte la crisis que azota a todo el país. La recuperación de 10 hectáreas del dique permitirá utilizar el área para actividades y proyectos turísticos a través de un ingreso en óptimas condiciones.  Esto se traduce en más turismo para San Luis y en nuevas fuentes de trabajo, porque activará económicamente al sector”, subrayó el ministro.

Para la realización de los trabajos se previó utilizar los recursos propios del lugar (suelo y piedra) con un doble propósito: dragar el fondo del lago para lograr mayor profundidad y utilizar ese material (refulado) para rellenar parte de la parcela mencionada siempre y cuando los estudios y cálculos justifiquen su uso para relleno.

El jefe del Programa Grandes Obras de Arquitectura, Antonio Perretti, explicó que se retirará el embanque existente en la desembocadura del río Volcán, el cual se ha acumulado a lo largo de los años y ha provocado una disminución importante de la superficie del dique. “Contempla, además, la realización de una escollera de piedra que servirá como barrera de contención y drenaje para el filtrado del agua que ingrese producto del dragado y refulado”.

Finalmente, indicó que se ejecutará un desmonte selectivo y limpieza de toda el área. El plazo de ejecución es de 150 días.

 

Nota: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.

Fotos y video: ANSL.