El Campus Abierto de la Universidad de La Punta sumó la disciplina, y 20 deportistas ya comenzaron su entrenamiento.

El tenis se sumó a las actividades del Campus Abierto de la Universidad de La Punta, bajo el seguimiento del subjefe de evaluación, detección y desarrollo deportivo del “Arturo Rodríguez Jurado”, profesor Damián Aimar.

Para Aimar, “la intención es fortalecer y acompañar el crecimiento de los jugadores que nos representan a nivel nacional”.

Dentro de los veinte jugadores que se sumaron a las tareas en el Campus, Juan Cruz Orellano, categoría Sub-16, jugó el pasado fin de semana en Cipolletti un torneo G2, accediendo a semifinales en singles y a la final en dobles. Y Stéfano Camilli, en Sub-12, jugó en San Martín, Mendoza: fue campeón en dobles y finalista en singles.

“Nos preparamos para los G1 (Grado 1), que son los torneos más importantes del país, a los que acceden los mejores 32 de cada división, que se jugará en Córdoba de 14 al 18 de agosto”, comenta Aimar.

“Hay un tridente que es técnico-táctico-físico, y la armonía lleva al éxito”, resume el profesor, y cuenta que la puerta está abierta: “La idea es sumar nuevos talentos; quienes estén interesados en el tenis federado, que se sumen al Campus para comenzar a entrenarlos. Los esperamos a todos”.

Pequeños talentos

Juan Cruz Orellano tiene 15 años. Hace 8 que juega al tenis, compite en categoría Sub-16 y está 20° en el ranking nacional.

“Voy a estar mejor después del torneo en Río Negro”, asegura, y proyecta “llegar entre los 8 mejores y jugar el Master a fin de año. Es muy difícil, pero no imposible”.

Para Juan Cruz, este año se abrirá la posibilidad de jugar los torneos internacionales COSAT, estará en los Binacionales y dice que “está muy bueno venir al Campus; tiene todos los materiales para prepararnos. Es fantástico”.

En tanto, Stéfano Camilli tiene 11 años y juega al tenis desde los 7. Va al Instituto San Agustín por la mañana, hace la parte técnica en El Ave Fénix con Pedro Estrada, y por la tarde entrena en el Campus. “Está muy bueno venir acá, tenemos todos los materiales para trabajar y mejorar”, refleja Stéfano, 11° en el ranking nacional Sub-12, aunque escalará posiciones tras el gran torneo que jugó en Mendoza.

“Espero clasificar al Master, de los ocho mejores. Tengo potencial y ranking para ingresar, y la preparación en el Campus me va a ayudar”, asegura.