El joven de 18 años, que eligió San Luis hace 4 años para jugar ajedrez y estudiar, tuvo una gran tarea en el Campeonato Superior Absoluto.

Pablo Acosta fue subcampeón argentino.

Pablo Acosta logró el subcampeonato en el puesto 93° del Campeonato Argentino Superior Absoluto, que se desarrolló del 17 al 30 de julio en Villa Martelli.

El Maestro Internacional de 18 años representa al Programa Ajedrez, de la Secretaría de Extensión, de la Universidad de La Punta (ULP) y tuvo una brillante actuación, terminando apenas un punto debajo de Fernando Peralta.

Al cerrar la sexta ronda, Acosta estaba sexto, y tras las trece partidas recuperó terreno. Si tomamos en cuenta que comenzó como séptimo favorito, el segundo puesto tiene aún mucho más valor.

Acosta relegó al tercer y cuarto puesto a dos Grandes Maestros: Federico Pérez Ponsa y Alan Pichot.

Pablo, salteño de nacimiento y puntano por elección, quedó muy cerca de la norma de Gran Maestro. Necesitaba 9,5 puntos e hizo 9. Se está acercando al ELO (categoría de cada jugador) de 2.500 que es el mínimo para el título. Al finalizar este torneo cuenta con 2.460 puntos, con dos torneos por delante para lograr la norma de GM.

“Tomé un ritmo y un juego más agresivo, como cuando comencé ajedrez. Lo único que tenía en mente era ganar. Siento que jugué grandes partidas ante rivales muy importantes”, sintetizó Acosta.

El ajedrez en San Luis es una política de Estado que lleva adelante el Gobierno provincial hace más de 10 años. La jefa del Programa Ajedrez, Claudia Amura, explicó que “a los 12 años Pablo se retiró del ajedrez por falta de apoyo en su provincia, y a los 14 años vino de Salta a San Luis. Faltaba mucho a la escuela y, acá, gracias a la Escuela Pública Digital “Albert Einstein”, recuperó los estudios y tuvo su oportunidad para desarrollarse en el ajedrez”.

Amura destacó “su esfuerzo y la difícil decisión de dejar su familia, que lo apoyó para venir y crecer ajedrecísticamente y en el ámbito educativo”.

Acosta, escolta de la bandera argentina en su último año de la educación secundaria, entrena a varios chicos de San Luis y “su rol docente es muy importante en la etapa que viene en la Escuela de Talentos de la ULP”, confirma Amura.

 

Nota y foto: Prensa ULP