Así lo manifestó la jefa del Subprograma Pueblo Huarpe, Pascuala Carrizo Guakinchay, sobre el Día de la Pachamama, que se conmemora este miércoles.

Guakinchay: “Es un día especial para todas las comunidades originarias de San Luis y del continente”.

Guakinchay: “Es un día especial para todas las comunidades originarias de San Luis y del continente”.

Referente en la lucha por el reconocimiento de los pueblos originarios de este distrito y de Argentina, Guakinchay reflexionó sobre la importancia de reflexionar en esta jornada acerca del cuidado de nuestra tierra y el accionar del hombre.

La funcionaria recordó algunos aspectos de esta celebración ancestral que ocupa un lugar importante en la agenda de los pueblos originarios de Argentina, y que se extiende a lo largo de todo el mes con actividades y ceremonias específicas.

“La Pachamama es cuando la tierra empieza a gestar los productos que nos dan vida. Es muy importante para todos los pueblos originarios, este mes, porque lo veneramos y lo esperamos con mucha esperanza y alegría, ya que comienzan a crecer los frutos que nos alimentarán a lo largo de un año”, comentó Carrizo Guakinchay.

La funcionaria subrayó la importancia de las ceremonias en las que se bendice la tierra y se piden deseos ligados a la salud, al bienestar, a la unión de los pueblos, a la alegría y a la felicidad.

Consultada sobre las tradiciones, como la de ingerir en ayunas unos sorbos de caña con ruda, sostuvo: “Es una costumbre que se mantiene y desde lo cultural tiene una raíz muy antigua, pero también desde la medicina porque tiene un contenido natural. Se pide un deseo de salud, bienestar, alegría y unión”.

Finalmente, señaló que para las comunidades es un día especial para mantener la unidad de los pueblos a lo largo y ancho de este continente. “La Pachamama tiene mucho que ver con el progreso y el bienestar de los pueblos originarios, y con que las cosas comienzan a partir del 21 de junio en adelante, cuando empiezan a gestarse las nuevas cuestiones que hacen a los pueblos y con la fuerza que toma la tierra”, concluyó.

 

Una celebración especial

El Día de la Pachamama es una tradición ancestral que se celebra, principalmente, en gran parte del noroeste del país, cada 1º de agosto, aunque en realidad las celebraciones y homenajes a la Madre Tierra se extienden durante todo el mes, especialmente en Salta, Tucumán, Jujuy y Catamarca.

La Pachamama es una deidad venerada por ser generadora de la vida, símbolo de fecundidad por su capacidad para producir, bendecir y engendrar plantas, animales, alimentos y otros medios de subsistencia del ser humano. Es adorada por los descendientes de los pueblos originarios que habitan territorios desde mucho antes que existieran las fronteras actuales.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Turismo.