El gobernador Alberto Rodríguez Saá anunció el lunes que el Gobierno provincial cederá la Residencia Oficial para la puesta en funcionamiento de un Centro que brindará, entre otros servicios, diagnóstico, tratamiento, recuperación y estética para pacientes oncológicos de la provincia.

El encuentro, desarrollado en uno de los salones de la actual Residencia Oficial, contó con la participación de pacientes que se tratan y que superaron el cáncer. “Los puntanos que luchan contra esta enfermedad ya no tendrán que viajar lejos de su casa para atenderse ni dejar a su familia. Tendrán todo aquí y los vamos a atender con mucho amor”, comenzó su anuncio Alberto.

Entre aplausos y lágrimas de emoción de los pacientes que luchan contra la enfermedad, familiares y profesionales médicos, el gobernador anunció que el tratamiento estará absolutamente cubierto en este Centro. “La Residencia del gobernador va a tener un destino mucho mejor. La construcción comenzará el 10 de julio, cuando ya tengamos desocupada la Residencia Oficial”, agregó.

“Todo dolió, todo fue fuerte. Si hubiera podido cambiar algo hubiese sido que el equipo de rayos esté en San Luis”, dijo una paciente recuperada, quien celebró que el tratamiento pueda completarse en la provincia, cerca de su familia y seres queridos. “Darnos la Residencia para que los pacientes con cáncer estemos más familiarizados y tengamos nuestro centro me parece un acto muy noble”, señaló Casiana, otra paciente. “Es fabuloso, ya no vamos a tener que salir de la provincia”, dijo con emoción Miriam.

Además de pacientes recuperados y en recuperación, también presenciaron el anuncio distintos profesionales de importantes hospitales oncológicos del país, como la directora ejecutiva de la Asociación Argentina de Medicina y Cuidados Paliativos, doctora María de los Ángeles Minatel, quien celebró las inversiones anunciadas por Rodríguez Saá en materia de salud y destacó que “los puntanos tendrán una continuidad y seguimiento en los tratamientos oncológicos”.

“Con este Centro se invierte en calidad de vida y se podrá acompañar a los pacientes y a las familias desde lo físico, espiritual, emocional y psicológico, y eso es fundamental en este tipo de enfermedades”, concluyó la especialista.

Durante el anuncio, el mandatario puntano explicó el origen de la que será hasta este 10 de julio la Residencia Oficial. “Este lugar tiene mucha historia. Pertenecía a la familia Chediack, hasta que se vendió al Gobierno provincial. Durante la intervención de Laborda Ibarra, en el gobierno de Onganía, la convirtieron con forma de ley en la Residencia del gobernador”, explicó.

“Esa ‘ley’ nunca fue derogada y tuvo un efecto declarativo, por eso vamos a mandar un proyecto a la Legislatura para desafectar este lugar como Residencia y afectándolo al nuevo Centro Oncológico”, finalizó Alberto.