Los 20 jubilados que se consagraron en la primera edición del certamen compartieron diversas actividades culturales y recreativas durante su estadía en la Villa de Merlo. Un viaje emocionante, con muchas historias de vida.

Desde hace más de 10 años, el Gobierno de San Luis, por medio de la Universidad de La Punta (ULP), impulsa en todo el territorio provincial las Olimpíadas Sanluiseñas del Conocimiento: el certamen educativo que premia el esfuerzo, la dedicación y el estudio. En 2017 se realizó la primera edición para jubilados y los 20 ganadores, oriundos de Beazley, Carpintería, San Luis, La Punta, Potrero de los Funes, Merlo, Juana Koslay y El Volcán, disfrutaron de un viaje a la Villa de Merlo como premio y reconocimiento a su tarea.

Durante su estadía desarrollaron diferentes actividades. En Piedra Blanca recorrieron el bosque, el arroyo, la antigua biblioteca pública, como así también la piedra natural de ceremoniales del Pueblo Comechingón, considerado un sitio arqueológico de mucho valor. Asimismo, visitaron el monumento histórico provincial Algarrobo Abuelo y realizaron una visita guiada por la casa del poeta Antonio Esteban Agüero, donde accedieron a cada ambiente del lugar con una producción audiovisual que representa momentos de su vida y legado.

Otra de las actividades en la Villa de Merlo consistió en una visita guiada por el casco histórico de la ciudad, con la explicación de su historia y geografía. Por otra parte, también disfrutaron del Camino de Traslasierras y conocieron el Museo Polifacético Rocsen, ubicado en la localidad de Nono, Córdoba.

Con respecto a la experiencia de participación en el certamen, Isabel Ramírez, de la Villa de Merlo, manifestó: “Fue una oportunidad muy linda porque aprendimos muchas cosas de San Luis. Para nosotros es un ejercicio para la memoria y por eso estoy muy agradecida”.

Por su parte, Elba Argañaraz, de la ciudad de San Luis, dijo: “Fue un gran placer saber sobre la historia de San Luis. Agradezco a la ULP porque la atención fue excelente todo el tiempo; además formamos un grupo hermoso. Voy a volver a participar”.

En tanto, Ana María Buzetti, de Carpintería, sostuvo: “Al principio me costó un poco pero puse las neuronas en funcionamiento y me fue bien. Pareciera que estoy en otro país. Ojalá que esto le sirva a otras personas para que se animen”.

Por último, Gladys Pacella, de Juana Koslay, contó: “Siempre me apasionó la historia de San Luis y sus lugares. Agradezco a la Universidad de La Punta por darnos esta oportunidad de saber más a través de las Olimpíadas para Jubilados”.

 

Nota: Prensa Universidad de La Punta.

Fotos: Gentileza Programa Olimpíadas.