El gobierno de la provincia continúa los trabajos de relevamiento de los diferentes diques de San Luis, en función de considerar las acciones para la puesta en valor paisajística de los diferentes perilagos.

En esta ocasión, el equipo a cargo del proyecto relevó el estado del embalse Boca del Río, en el marco de las acciones que buscan revalorizar los espacios de perilagos y aportar beneficios no sólo ambientales, sino también de embellecimiento. Cabe aclarar que este dique de aguas cristalinas, resulta ideal para la práctica de deportes náuticos, especialmente de vela por los intensos vientos que se registran en la zona.

Dique Boca del Río: Se localiza a 215 kilómetros de la ciudad capital y a sólo 6 kilómetros de la localidad de Villa del Carmen, junto a la imponente Sierra de los Comechingones. Este hermoso embalse contiene una gran variedad de fauna, entre las que hay garzas, patos y nutrias. El espejo de agua tiene finalidades turísticas, de consumo humano y ganadero. Corona un corredor sobre la RP N° 1. Ocupa unas 120 hectáreas en la cuenca del arroyo Carrizalito y tiene una altura estimada en 30 metros. Integra un circuito de embalses en Los Comechingones que puede vislumbrarse a sólo 15 kilómetros de Merlo. Su construcción data del año 2012.

Nota y foto: Prensa San Luis Agua S.E.