Ocurrió en cercanías de la localidad de Naschel luego de que dos delincuentes ingresaran a la Estancia La Fiorina y redujeran a sus dos moradores para llevarse una cantidad de objetos de valor, que luego los efectivos policiales pudieron recuperar.

En horas de la tarde, los ladrones llegaron a la zona rural y mediante un engaño pudieron reducir a un hombre de 60 años y a su sobrino de 26. Luego de preguntar si podían cazar en esos campos y de solicitar un vaso de agua, los delincuentes que arribaron en una camioneta, a punta de pistola golpearon y maniataron al dueño del lugar, robándole una suma de 2 mil pesos.

Luego salieron de la casa y luego de algunos disparos, los delincuentes regresaron al lugar con el sobrino también reducido y maniatado. Les robaron más de 7 mil pesos y los dejaron atados a ambos dentro de la vivienda principal de la estancia, al tiempo que robaron varios elementos de valor.

Luego los delincuentes emprendieron la huida y el sobrino logró desatarse y dirigirse hasta las dependencias policiales para radicar la correspondiente denuncia.

Inmediatamente la Policía montó un operativo cerrojo, al tiempo que asistió a los dueños de la estancia, que fueron golpeados por los delincuentes.

Por su parte, el personal judicial dio aviso de inmediato a personal del Departamento General de Inteligencia Criminal de la ciudad de San Luis, quienes junto a la colaboración de personal de Comisaría 7ª lograron interceptar a dos rodados sospechosos en avenida Los Jilgueros y Ruta Nª 3. Uno de ellos era una camioneta Citroën Berlingo y la otra, una motocicleta Bajaj Rouser NS200, en los cuales viajaban dos hombres que coincidían con las descripciones aportadas por los damnificados.

En la requisa, la Policía encontró armas de fuego y distintos elementos que serían los robados en la estancia de las cercanías de Naschel. Los dos hombres quedaron detenidos y fueron trasladados a Comisaría 7ª, ya que aparentemente tendrían relación con el mencionado asalto.