Purga de ramales, regulación de presiones y refacciones integrales sobre la red fueron algunas de las acciones realizadas en diferentes puntos de la provincia.

Trabajos en diferentes lineas de conducción.

En el acueducto Nogolí se trabajó en la refacción del troncal II, a la altura de San Vicente, por una fuga en la cañería. En este ducto también se reguló el caudal en la salida de la cisterna y se extendió la línea a la zona de La Tranca. Por su parte, en los parajes La Chañarienta y Balde de Azcurra, se llevaron adelante trabajos de mejora que incluyeron refacciones en estos parajes y en la zona de Naranjo Esquino.

En el acueducto Socoscora se reparó un desperfecto en el ramal II, mientras que en zona de El Zampal se llevó a cabo la purga de los ramales.

En El Barrial se desarrollaron acciones de mejora en la provisión que resultaron del cambio de un sector de cañería de diámetro 50”; mientras que en el acueducto Los Canales se trabajó sobre el troncal y se recorrió la regulación de presiones. En Potrero de los Funes se efectuaron reparaciones en zona de Las Chacras para optimizar el funcionamiento del caño conductor.

Sobre el acueducto Huascara, el personal de San Luis Agua realizó la revisión del flotante de rompecarga y en el acueducto Monigote se implementaron maniobras en función de un desacoplamiento de la cañería que allí se produjo, además de regularse y purgarse la línea.

Por último, en los acueductos Productivo Belgrano y La Punta también se efectuaron maniobras de optimización. En el primero de ellos se llevó a cabo una reparación sobre el caño de 250” y en el segundo, se puso en valor el tramo La Punta – ULP.

 

Nota y foto: Prensa San Luis Agua S.E.