La entidad realiza obras para desagotar los terrenos inundados y permitir el tránsito seguro por el ingreso al barrio 134 Viviendas.

Vialidad Provincial trabaja sobre el acceso al barrio 134 Viviendas.

Luego de los días de precipitaciones continuas la Dirección Provincial de Vialidad, dependiente del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura del Gobierno de San Luis, se puso al frente de las tareas para erradicar la gran laguna que se forma en las inmediaciones de la planta transformadora de energía eléctrica colindante con el barrio 134 Viviendas, en la zona del puente derivador.

En el lugar existe un canal que deriva el agua hacia el río San Luis, pero ese canal no posee las dimensiones adecuadas para retirar la enorme cantidad de agua que se acumula y, ante precipitaciones abundantes se obstruye, razón por la cual el agua se acumula y convierte al cruce de la calle My del Palaver con la ruta nacional Nº 147 en una trampa para los vehículos e impide el normal desplazamiento de los habitantes.

Si bien Vialidad Provincial está a cargo del mantenimiento del sector de la ruta nacional dentro de la ciudad, el Municipio capitalino es quien debe mantener en condiciones los desagües existentes, fiel al lema que caracteriza a la dependencia provincial de “Estar al Servicio de la Gente”, hoy se comenzó a trabajar en la zona para facilitarle a los vecinos el ingreso y egreso del barrio.

Durante la mañana de este viernes se pudo observar la presencia de cuatro camiones con tanques que fueron cargando mediante bombas el agua acumulada para trasladarla al río.

Una retroexcavadora de Vialidad fue abriendo pequeños canales para que el agua fuera drenando hacia un solo lugar y desde allí cargarla a los camiones. También realizó la limpieza de un ancho canal de tierra que deriva el agua hacia el canal revestido que se encuentra frente a la planta de EDESAL.

Con respecto al canal revestido, se aguardaba que el agua escurriera totalmente para una vez libre de líquido, el personal vial pudiera retirar el sedimento acumulado y dejarlo libre de obstáculos.

Desde la Dirección Provincial de Vialidad anunciaron que las obras que se realizan en el lugar son temporarias, ya que la directiva es realizar un estudio del terreno para establecer la factibilidad de canalizar el agua de lluvia hacia el canal existente que nace a la altura de la rotonda ubicada en el cruce de la ruta 147 y la calle Esteban Adaro.

En el lugar, hoy se encontraba un topógrafo realizando mediciones como inicio del estudio de suelo. Además se colocarán carteles indicativos para ordenar el tránsito por el lugar y evitar incidentes viales, sobre todo en los días de lluvia intensa, para lo cual personal de Vialidad recorría la zona estableciendo qué señales indicativas de prevención poner, y dónde las colocarían.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.