Debido a la poca visibilidad por la niebla en algunos puntos de la provincia, se recomienda a los conductores disminuir la velocidad, utilizar luces bajas y faros antiniebla -en caso de poseerlos- y guardar distancia prudencial con los vehículos que circulan por la misma mano.

Como pauta general, a los conductores que se encuentren en la ruta con condiciones meteorológicas adversas que obstruyan la visibilidad, se les aconseja detenerse fuera del camino, lo más alejado posible de la calzada y la banquina.

Al hacer esta maniobra es importante estar atentos a los vehículos que circulan detrás, disminuir la velocidad progresivamente, y encender las luces de emergencia (balizas) antes de estacionar en lugares seguros. La marcha debe reanudarse sólo al cambiar las condiciones y mejorar la visibilidad.

En ningún caso deben detenerse los rodados a mitad de camino, ni usar sus luces de emergencia cuando esté circulando.