Contó con las disertaciones de especialistas como Adrián Paenza, Carlos Pallotti, Rubén Minond y los integrantes del equipo Mumuki, Franco Bulgarelli y Laura Mangifesta. Estudiantes de programación de Villa Mercedes siguieron la capacitación desde videoconferencia.

Cientos de jóvenes participaron del 1er Encuentro de Programadores 3.0.

Cientos de jóvenes participaron del 1er Encuentro de Programadores 3.0.

Con mucho entusiasmo y atentos a los consejos de los disertantes, cientos de jóvenes de distintas edades participaron esta tarde del 1er Encuentro de Programadores 3.0, la carrera tecnológica que estudian chicos de toda la provincia a través de las plataformas digitales que posee el Gobierno de San Luis.

En un Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo repleto, el encuentro comenzó con la bienvenida de la ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, quién felicitó a los estudiantes por su esfuerzo, los instó a seguir avanzando en la plataforma digital de estudio. “Estamos convencidos de lo  que hacemos, y queremos seguir apoyando a la industria del software. En San Luis cuando dijimos que íbamos a instalar wifi gratuito en toda la provincia nos dijeron que estábamos locos. Bueno, hoy eso existe, lo podemos utilizar todos. Ahora tenemos un nuevo desafío: formar a miles de programadores para que salgan a trabajar por el mundo. Ya lo estamos haciendo. La coherencia es lo que nos caracteriza. Queremos que cuando se pregunten dónde están los mejores recursos humanos de Latinoamérica en software y programación la respuesta sea en San Luis, Argentina”, destacó la ministra ante el aplauso del auditorio.

Luego, Bañuelos presentó al primer especialista que reflejó toda su experiencia: Carlos Pallotti, presidente de la Fundación Clementina, creador del  Plan 111Mil y de herramientas de financiamiento y de procesos para agilizar la ejecución de los beneficios de la Ley del Software. Fue titular de la Subsecretaría de Servicios Tecnológicos y Productivos del Ministerio de Producción de la Nación. El ingeniero electromecánico que es un autodidacta en temas relacionados a la programación y alentó a los estudiantes a seguir por el camino que transitan.

“Quiero agradecerles a ustedes que tengan ganas de programar. Es la actividad del futuro. Y la primera actividad dentro de este mundo es programar. Para este oficio, esta profesión es necesario el esfuerzo, pero, principalmente, hace falta pasión. Tienen que apasionarse con esto, practiquen mucho, estudien. Porque de eso se trata. En la tecnología todo cambia permanentemente. Todo el tiempo. ¿Alguien imaginó lo de las redes sociales hace diez años?. Nadie. Bueno, dentro de cinco años veremos cosas nuevas. Y todo lo innovador lo crearán los programadores. Unas noventa mil personas viven de esto en la Argentina. Y hacen falta muchos más. Hay puestos vacantes en esta profesión. En Europa, para los próximos dos años se necesitarán unos 500 mil programadores. Quiere decir que hay empleo en Argentina y sobre todo en el mundo”, reveló.

“Quiero darles una gran recomendación. No es una limitante, porque el mundo de la programación es inmenso, pero los que puedan estudiar inglés o agregarle ese idioma a su formación, mucho mejor. Simplemente por una razón: el que habla inglés consigue mejores trabajos, mejores salarios que aquellos que no hablan inglés. Metanlé muchachos, investiguen, hurguen, revisen, piensen y no aflojen. Esto es para aquellos que le meten, estudian y se apasionan”, destacó Pallotti.

Prepararse para conseguir empleo

Otra de las charlas la dio Rubén Minond, un consultor y especialista en recursos humanos relacionado a empresas digitales, quien dio múltiples consejos para preparar el mejor currículum y adelantó algunos tips a la hora de enfrentar entrevistas laborales una vez que los estudiantes culminen su capacitación. “En todas las empresas lo más importante es el recurso humano. Y en la industria de la programación también. Hice más de tres mil entrevistas laborales en mi empresa buscando programadores y analistas de sistemas. Su formación y experiencia son muy importantes porque ellos serán los que crearán las aplicaciones”, destacó Minond.

“Las redes de contacto, el currículum, las webs laborales y las redes sociales laborales son claves. También la entrevista. Pero, el ochenta por ciento de las búsquedas se cubren con alguien que te recomienda y el veinte restante se contratan luego de buscar en la base de datos. Por eso, las relaciones laborales son vitales. Como en muchos otros lugares, en este mundo también se convocan a los programadores porque se conocen o han trabajado juntos en otros proyectos. La experiencia también es vital por eso recomiendo que, si no la tienen porque recién se están formando, hagan trabajos por más pequeños que sean para que los puedan incluir en sus currículum y las empresas los evalúen”, aconsejó.

Más tarde fue el turno de los desarrolladores de la plataforma digital Mumuki, la que utilizan los estudiantes sanluiseños para formarse como programadores y la pareja compuesta por Franco Bulgarelli y Laura Mangifesta contaron cómo es trabajar dentro del proyecto. “Es un orgullo formar parte de todo esto. San Luis lo hizo posible. Siempre pensamos que un proyecto así se podía concreta”, destacó Franco.

“Lo que están haciendo ustedes es muy importante. Es construir el futuro, cambiando lo que viene no sólo para ustedes y San Luis, sino para el país. Es crear una nueva industria”, contó Laura.

“Cualquiera puede programar. Pero requiere de mucho esfuerzo y paciencia. A los programadores nos pagan por pensar y aunque suene loco, es así. A los que más se esfuerzan y se dedican, a esos contratan las empresas. Por eso siempre les aconsejamos que revisen sus ejercicios y vuelvan atrás si algo les cuesta. Lo mismo que si alguna parte les resultó fácil. Siempre todo se puede rever. No sólo hay que mirar los ejercicios que les damos en la plataforma. También es muy bueno investigar dentro de la red”, destacó el joven.

“Lo bueno de San Luis, del proyecto, es que hay mucha diversidad en cuanto a la edades. Y también que hay un gran número de mujeres. El sesenta y seis por ciento son mujeres. Y otro consejo es que se ayuden entre ustedes para progresar y mejorar sus ideas”, añadió Laura.

Finalmente, Adrián Paenza se dirigió a los presentes y entre otras cosas, contó experiencias personales desarrolladas durante su extensa y prestigiosa carrera como periodista y licenciado en Ciencias Matemáticas (ver nota aparte).

Nota, fotos y videos: ANSL.