Miles de fieles y turistas arribaron a Villa de la Quebrada, y aún se esperan muchos más. Mientras, los efectivos de la Policía provincial e integrantes del sistema de Salud pública trabajan 24 horas al servicio de los participantes de la festividad.

 

Fotos: Luciano Grangetto.