Recomiendan a los turistas y peregrinos precaución con la alimentación y las bajas temperaturas.

“Hemos atendido muchos casos con diarrea y dificultades respiratorias. Tuvimos un infarto en la sala y el paciente fue trasladado al Hospital San Luis; dos niños con abdomen agudo que fueron a cirujía y algunos niños que habían tragado cuerpos extraños fueron derivados a Pediatría del Policlínico”, indicó este miercoles a la mañana Rafael Silva, coordinador de enfermería del SEMPRO.

Además del personal de enfermería, Salud cuenta con cuatro ambulancias, dos para traslados y tres médicos.

“Les recomendamos a la gente que se cuiden con las comidas. Hay muchos diabéticos y les pedimos que traigan su medicación. Igualmente los estamos controlando y proveyendo. A los peregrinos que vienen de noche les pedimos que se cuiden del frío porque vienen con dificultades respiratorias”, expresó Silva en el trailer sanitario ubicado en la plaza, frente al santuario.