Indicada anualmente, la vacuna está disponible de manera gratuita y obligatoria en hospitales y centros de salud públicos de todo el territorio provincial para prevenir complicaciones y muertes en grupos de riesgo.

La campaña comenzó el 9 de abril, de forma gratuita en todos los centros de salud y hospitales de San Luis, y a 18 días continúa efectivamente.

El criterio de aplicación es el mismo que el del año pasado: bebés de entre 6 y 24 meses, mayores de 65 años, embarazadas y toda persona que tenga algún factor de riesgo o enfermedad concomitante, quien deberá concurrir al lugar de vacunación con una orden médica.

La campaña estará vigente durante todo el año. Rodrigo Verdugo, jefe del Programa Epidemiología, dijo que la aplicación de la vacuna “es conveniente antes de que comience el invierno porque previene las formas graves de la enfermedad, disminuyendo la mortalidad e internación”. Asimismo, aclaró que “no evita que una persona se enferme, pero el sistema inmune va a estar preparado y responderá de manera más efectiva”.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Salud.