Cada 23 de abril se conmemora en el mundo el Día Internacional del Libro y el Derecho de Autor. La fecha se establece por la muerte de prominentes autores como Cervantes,  Shakespeare y Garcilaso de la Vega, y el nacimiento también de destacados escritores.

La Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), durante una conferencia general, eligió la fecha para homenajear a los autores e incentivar a los jóvenes a descubrir el placer de la lectura.

Para la literatura, el 23 de abril es una fecha simbólica. Ese mismo día, pero en 1616, murieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el poeta Garcilaso de la Vega, “El Inca”. A su vez, nació Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

El origen del Día Internacional del Libro ocurrió Cataluña, España, donde es tradición regalar una rosa y un libro en esta fecha.

La UNESCO fijó esta fecha con el objetivo de promover la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual a través del derecho de autor.

¿Por qué es importante fomentar el hábito de la lectura?

El jefe del Subprograma San Luis Libro, Pedro Bazán, aseguró que “es fundamental porque permite conocer, viajar, integrarse a otros mundos; cualquier niño que ha aprendido a leer y se sumerge en una biblioteca, se sumerge en diferentes mundos que de otra manera no podría conocer. A veces, sin salir de la habitación aprende historia, filosofía y la lógica del razonamiento. Esa es la belleza de la lectura”.

“Los libros no tienen que estar guardados en claustros, en bibliotecas ni en archivos, tienen que salir a la calle, estar en las plazas, en las aulas, en los lugares que está la gente que quiere leer. Por eso también la digitalización es muy importante en el tiempo en que vivimos con el uso de los celulares, tabletas y computadoras”, afirmó Bazán, y describió a la lectura como “uno de los elementos más fascinantes, divertidos, tiernos y emocionantes a los que uno puede entregarse, hay que promoverla para tener elementos para dialogar, y todo diálogo siempre es preferible a cualquier imposición”.

 

Biblioteca Digital San Luis