La ministra de Salud, Graciela Corvalán, realizó una visita al Hospital del Oeste, donde se interiorizó de la vida cotidiana que desarrolla uno de los centros de salud más importantes de San Luis.

Corvalán, junto a la jefa del Programa Atención Primera de la Salud, Marcela Weiher y de la directora del centro asistencial, Brenda Cangiano, recorrió las instalaciones que fueron refaccionadas y las ampliaciones  realizadas en estos meses. Además dialogó con los pacientes que se atienden en el lugar y con los profesionales que allí trabajan.

“Estamos visitando uno de los hospitales de referencia que tenemos en la capital. Además esta visita sirve para conocer las ampliaciones, como el sector de la guardia que comienza  funcionar hoy; es una zona muy cómoda y bien equipada que seguramente va a prestar los servicios que la gente requiere. Estamos hablando de un shock Room, que cuenta con tres camas, consultorios y enfermeros”, comentó la ministra. Además anticipó la llegada de nueva aparatoligía para el sector de laboratorios del hospital: “Los profesionales del laboratorio están en plena etapa de capacitación, ya que llegó un autoanalizador, que es un equipo nuevo que va a permitir mejorar considerablemente el servicio. Hablamos con el jefe de laboratorios y nos contó que están realizando aproximadamente 1.200 prestaciones al mes, la incorporación de este equipo viene a resolver un tema en términos de tiempo y calidad, y además es un incentivo para los profesionales para seguir capacitándose”.

Los detalles del autoanalizador estuvieron a cargo de la doctora Weiher: “Este equipo forma parte de la red de laboratorios, es un programa que venimos trabajando desde el año pasado. Comprendía la incorporación del recurso humano primero, que ya lo hicimos, y luego de la aparatología automatizada. En ese sentido llegan estos aparatos a nuestros cinco hospitales de referencia y el CAPS norte. Estos autoanalizadores permiten optimizar el tiempo de procesamiento, analizar varias muestras, alrededor de 40 en simultaneo, así le damos al paciente  la posibilidad que en 72 horas tenga su turno para el laboratorio. Además vamos a realizar trabajos con métodos validados internacionales, nos va a permitir elevar la calidad de nuestros estudios. Tener la historia clínica del paciente a través del laboratorio. También es un mimo para los trabajadores que se ponen a la vanguardia de los análisis clínicos”.

Nota: Prensa Ministerio de Salud.

Fotos y video: ANSL.