El Plan “Pinta Bien, Pinta San Luis” realizó el cierre de la actividad en el Club Victoria. El Plan, dependiente del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, realizó talleres con los más chicos en salones y las plazas de distintos zonas de la ciudad con la ayuda de artistas plásticos.

Acercar el Gobierno a los barrios, a través de distintas actividades que generen un espacio de encuentro y aprendizaje, es una de las tareas que cumplen los merenderos. El arte es una de las formas de integrar a los chicos y permitirles usar la creatividad.

Después de tres meses de trabajo se hizo el cierre en el Club Victoria, en donde la huella quedó plasmada a través de las manos y los pies de los niños que participaron.

“Las actividades se realizaron en más de 20 merenderos de los barrios 292 Viviendas, 1º de Mayo y Pescadores. La idea fue que los chicos tuvieran la posibilidad de tener un contacto directo con el arte. Se realizaban dos veces a la semana y el clima que se generaba era muy bueno porque permitía la integración de todos los vecinos. Además, les permitió hacer algo distinto durante las vacaciones”, expresó la jefa del Programa, Rocío Agüero.

Los pintores que participaron de los talleres fueron Lana, Nicolás Vara Trejo, Julieta Ávila y Marcelo Pérez. Además de enseñarles a los chicos en los merenderos, intervinieron las plazas de los barrios con murales, decoración de los juegos y asientos, para darle una identidad a cada sector.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.