Son de última generación, fueron fabricados a medida y necesidad por General Electric en Estados Unidos y ya fueron enviados por barco a la Provincia. Se destinarán para los hospitales centrales de San Luis, Villa Mercedes y Merlo. Actualmente la prestación del servicio está garantizada.

El servicio estaba tercerizado hasta finales de 2017 pero pensando en una mejora de calidad, el Gobierno provincial decidió rescindir el contrato con el prestador y adquirir el equipamiento.

“Esto es de gran importancia, principalmente porque son equipos de primera tecnología, y permiten hacer estudios que no se realizan en la parte privada de salud”, dijo el director del Hospital San Luis, Leonel Anello, y agregó:  “Permitirán también el ahorro de hasta $3.000 para cada práctica, más costos de traslado y alojamiento”.

En esta etapa de transición, el sistema de salud pública garantiza la prestación de los servicios: el de tomografía y eco en el Hospital, y el de resonancia en un centro privado.

En el Hospital se acondiciona el espacio donde se instalarán los equipos

En el Hospital se acondiciona el espacio donde se instalarán los equipos.

Los equipos recientemente adquiridos funcionarán las 24 horas con guardias activas, fueron fabricados en Estados Unidos en base a requerimientos especiales del Gobierno provincial y ya se encuentran en viaje a San Luis. Llegarán en febrero y serán instalados en espacios especialmente acondicionados.

“Los trabajos se realizan en tiempo y forma, y estimamos que a mediados de marzo la aparatología ya estará funcionando, y el equipo de profesionales que actualmente se capacita con profesionales de General Electric para utilizarlos de manera correcta ya habrá finalizado el entrenamiento”, informaron desde el Ministerio de Salud.