La compra se realizó luego de que el Gobierno nacional informara la decisión de suspender su entrega. “Adquirimos incluso un excedente de la medicación, por las dudas que el faltante por parte de Nación continúe”, informaron desde el Ministerio de Salud.

“A raíz de lo que se suscitó la semana pasada con la nota que llegó desde Nación comunicándonos el retraso de la entrega de los medicamentos que utilizamos en pacientes con VIH, el Gobierno de San Luis conformó un comité y en 4 días, fin de semana incluido, ya conseguimos todos los medicamentos para garantizar que ningún paciente de la provincia tenga que interrumpir su tratamiento”, comentó Juan Millán, coordinador del Área VIH y ETS del Hospital San Luis.

Las complejas drogas adquiridas son desarrolladas por laboratorios internacionales y son: Darunavir 600 mg, Eferavirenz 600 mg, y Zidovudina jarabe.

“Lo que consiguió la Provincia a través del Ministerio de Salud es fundamental. Los tratamientos no pueden ser interrumpidos porque el virus genera resistencia, y si estas personas por un período prolongado no reciben la medicación, es posible que cuando vuelvan a tomar la medicación no les haga efecto”, cerró el coordinador.