Lo aseguró la antropóloga sueca Susann Ullberg, quien visitó el vivero ubicado en la Ex Colonia Hogar. La especialista recopiló información para un proyecto de investigación sobre gestión ambiental en Argentina.

La antropóloga destacó las acciones de forestación que realiza San Luis.

Conocida por sus estudios de investigación en antropología ambiental y de desarrollo, con un enfoque regional en América Latina, especialmente Argentina, Susann Ullberg llegó para interiorizarse en el trabajo que la provincia en la producción de árboles.

“El objetivo fue conocer las instalaciones y hablar con los encargados sobre los alcances de sus proyectos (principalmente Paulownia), y así recabar algunos datos empíricos sobre los cuales armar un proyecto de investigación de antropología ambiental”, explicó Ullberg quien trabaja desde 2015 como investigadora en el Centro de Investigaciones Sociales-CONICET, en Buenos Aires.

Y amplió: “Tomando el Proyecto Paulownia como un caso de estudio, buscaría comprender mediante métodos cualitativos, cómo se lleva a cabo tal proyecto de gestión ambiental en el contexto político, social, cultural, económico y ecológico actual de esta provincia”.

Asimismo, la antropóloga destacó las acciones de forestación que realiza San Luis. “Las consecuencias negativas a corto, mediano y largo plazo que deja la deforestación son y serán graves a nivel local, regional, nacional y hasta global”, señaló.

Balance positivo

“Las tareas de germinación, siembra y trasplante me han impresionado mucho. Se están haciendo experiencias muy valiosas y con mucha voluntad colectiva. Además, me gratificó mucho saber que se está trabajando con variedades de plantas, sobre todo autóctonas”, concluyó la especialista.

 

 

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.