El tenor se presentó en el Salón Blanco para interpretar clásicos de la ópera y del cancionero popular, donde no faltó la tonada con el acompañamiento del folclorista Carlos Funes. Fue la primera velada del 2018.

Alejandro Thompson se presentó en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, en la primera velada del Ciclo Cultural temporada 2018. Y el reinicio no pudo ser más acertado a la hora de elegir un intérprete tan versado como el tenor que, con su imponente voz, no sólo impactó con clásicos de la ópera como “O sole mío” o La donna e móbile” sino además, dentro del repertorio, incluyó temas populares como “A mi manera” y “Cartas amarillas” de Nino Bravo, por citar algunos, y nada tuvo que envidiar a Pavarotti, Carreras o Plácido Domingo cuando ejecutaban en sus presentaciones canciones parecidas.

“Hay canciones que no están en la ópera que tienen técnicas vocales tan o más difíciles y es lo que a la gente le gusta escuchar, por eso hacemos una variedad bastante extensa”, explicó Thompson, quien estuvo muchos años en Europa y hoy se lo puede disfrutar de nuevo en San Luis.

La música de Cuyo estuvo presente también a modo de cierre, donde al maestro lo acompañó Carlos Funes en un dúo muy particular para interpretar “Tonada con tonada”, y completar así un set de temas que abarcó todos los géneros musicales.

“Fue todo un honor acompañar a Thompson en esta presentación. Yo diría más que un atrevimiento”, indicó Funes, y agregó: “Estar aquí en Terrazas es un sueño y estoy muy agradecido por ello”.

Nota y fotos: Adolfo González.

Video y edición: Guillermo Ramón.