En su último acto del año, el primer mandatario provincial, Alberto Rodríguez Saá, entregó 32 viviendas en Buena Esperanza y les deseó un feliz Año Nuevo a todos los habitantes de la provincia: “En 2018 vamos a ser sembradores de esperanzas”, dijo.

Rodríguez Saá deseó además que “el año que viene sea mejor y que se le cumplan los deseos a todas las mujeres, hombres, niños y niñas de San Luis”.