Por su experiencia y compromiso con el cuidado ambiental, el municipio sureño acudió a la provincia para realizar una auditoría, a fin de disminuir el porcentaje de la disposición final de los residuos de esa ciudad.

Esta auditoría ambiental se realiza a fin de disminuir el porcentaje de la disposición final de los RSU del municipio.

Esta auditoría ambiental se realiza a fin de disminuir el porcentaje de la disposición final de los RSU del municipio.

Actualmente, el vertedero municipal de San Martín de los Andes, provincia de Neuquén, recibe el 90 % de los residuos sólidos urbanos (RSU) generados por su población (30.000 habitantes). Teniendo en cuenta que la tasa de crecimiento es de unos 644 habitantes/año, los límites de la zona urbana se extendieron hasta el vertedero, lo que generó un conflicto con los vecinos.

Por este motivo, el Municipio encargado de la gestión de residuos solicitó un asesoramiento al Gobierno de San Luis, a fin de disminuir el porcentaje de la disposición final de los RSU del municipio. Para ellos, se firmó un contrato de locación entre ambos organismos para la realización de una auditoría ambiental del relleno sanitario en San Martín de Los Andes.

El objetivo es evaluar los impactos positivos y negativos del vertedero municipal. Este trabajo permitirá determinar el estado actual del vertedero y el estado ambiental de la zona de influencia, como así también la propuesta de un plan de mejora de la actividad, estableciendo alternativas viables.

El equipo interdisciplinario puntano ya realizó una visita al lugar, donde se recopiló información primaria disponible del vertedero e investigación bibliográfica, lo que permitirá predecir la condición y estado actual del mismo, posibles impactos que se hayan ocasionado en el medio ambiente, puntos de riesgos del sistema actual, entre otros aspectos.

También se llevó adelante un relevamiento en el predio, donde se estudió cada actividad, etapa y gestión del Sistema Integral Regional de Residuos Sólidos Urbanos de la Municipalidad de San Martin. Se identificaron los impactos y se diseñó un plan de muestreo, encuestas y entrevistas con el personal involucrado.

Como última etapa se evaluarán los resultados obtenidos del relevamiento, resultados de tomas de muestras de agua, tierra y aire, análisis de las encuestas conformación de las matrices de impacto, plan de gestión de medidas mitigadoras, impacto ambiental del emprendimiento, se elaborarán las conclusiones y las propuestas de mejora.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.