El ministro de Turismo, Aldo González Funes, se reunió este miércoles con el nuevo propietario de la hostería de Renca, Carlos Martínez.  Durante la reunión se procedió a la firma de la escritura y dialogaron acerca del arduo trabajo que se debió realizar en el inmueble que fue destruido, casi por completo, durante el fuerte temporal y las inundaciones del año 2015.

La hostería de Renca tiene nuevo propietario.

En marzo del año 2015, el fuerte temporal que afecto a Renca produjo la destrucción parcial de la hostería. Martínez, fue convocado meses después para ofrecerle la gestión al frente de la hostería y en diciembre del mismo año se concretó la operación de compra.

“Luego del terrible temporal que afectó a la hostería me convocaron para ver si quería hacerme cargo del hospedaje. En ese momento yo plantee la posibilidad de comprar la misma y luego se procedió a fijar el valor, dado la destrucción total de la misma. Estaba totalmente destruida, el agua había pasado por arriba del alojamiento”, relató el nuevo propietario.

La hostería de Renca comenzó a funcionar a pleno en marzo de 2017 y desde entonces es visitada por turistas de diversos puntos del país. Además, ha sido reconocida con muy buenas puntuaciones en portales dedicados a calificar la atención y servicios (8.7 en Booking.com).

Los nuevos objetivos pensados a corto plazo es el emplazamiento de una cancha de futbol para que puedan utilizar los chicos de futbol infantil de la localidad y armar un equipo que represente a Renca. Por otra parte, se analiza la posibilidad de ejecutar la construcción de un salón de fiestas que permitirá la sumatoria de nuevos puestos de trabajo.

La hostería cuenta con 60 posiciones, más una cabaña y dos dormis. Con el tiempo se irá ampliando para llegar a 120. Con la temporada en marcha, el edificio ya está abierto con reservas para enero y febrero.

“Le agradezco al ministro y a su equipo por la predisposición”, puntualizó Martínez.

Durante el encuentro de hoy estuvieron presentes además, el escribano Omar Fenoglio, Matías Alasandrotti y la esposa del propietario del complejo, Cristina Correa.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Turismo.