Los 135 auxiliares de policía, 29 técnicos superiores en Seguridad Pública y 4 agentes penitenciarios  pertenecen a la 42º promoción del Instituto Superior de Seguridad Pública “Juan Pascual Pringles”, y egresaron este viernes. Se desempeñarán en el corto plazo.

 

Los técnicos superiores en Seguridad Pública al igual que los auxiliares trabajarán inmediatamente, según manifestó el ministro de Seguridad, Ernesto Ali. “Están altamente profesionalizados y les pido que trabajen con  humildad y sacrificio”, les dijo.

“Vemos el esfuerzo que se está haciendo para que la inseguridad disminuya”, consideró en tanto el vicegobernador a cargo del Eejcutivo, Carlos Ponce.

El acto realizado en el Centro de Convenciones de La Punta tuvo una emotiva sorpresa durante el reconocimiento a los mejores promedios. Héctor Mercado, de 33 años, vive en Puesto Balzora, un paraje ubicado al límite de La Rioja y San Juan. Desde ahí viajaba todas las semanas hasta San Luis para prepararse como auxiliar. “Me quedaba en el casa de una hermana y los viernes me iba al pueblo con mi mamá y mi hijo. Llegaba a un cruce que se llama La Chañarienta y de ahí hacía dedo ya de noche en un lugar que está en la entrada de Santa Rosa y me quedaban 50 kilómetros de tierra. Llegaba hasta mi casa a la una o dos de la mañana”, relató Héctor, distinguido por su perseverancia.  “Fue difícil pero me ayudaron muchísimo mis compañeros”, expresó luego de que lo aplaudiera todo el auditorio.

“En estos dos años hemos formado cerca de 641 efectivos a los que se suman aproximadamente 244 subayudantes para la Penitenciaria. En total son 885 efectivos”, detalló el rector del Instituto Superior de Seguridad Pública, Oscar Magni Oga.

A la ceremonia también asistieron autoridades militares, eclesiásticas, representantes de los tres poderes del Estado, efectivos de la capellanía de Córdoba, familiares y amigos de los egresados.

 

La técnica Jennifer Evelyn Ricartes obtuvo el primer promedio. “Me tomó por sorpresa. Estuve ansiosa, me emocioné en el acto, y tengo un poco de nostalgia porque ya no veré tanto a mis compañeros que son parte de mi familia. Ya cada uno toma su rumbo”, aseguró.

El técnico Lucas Andrada se destacó como cadete y segundo promedio. “Es un orgullo muy grande para mí y mi familia”, dijo con una réplica del sable de Prigles entre sus manos.

Asimismo, Alexis Olguín fue elegido como mejor compañero entre los técnicos y se encargó del discurso final. “Agradezco a los que me acompañaron en toda circunstancia. Elegí la fuerza por una situación económica en su momento pero la verdad no me arrepiento y estoy orgulloso”, indicó luego de abrazarse con sus seres queridos.