El complejo habitacional se construye en el predio del nosocomio con el objetivo de que los médicos vivan en el lugar para prestar un mejor y más eficiente servicio a la comunidad.

“Las residencias médicas van a tener la comodidad de un campus universitario, que son de gran calidad de vida. Con esto creemos que vamos a solucionar la cuestión de que los médicos no tienen dónde vivir. Cuando decimos ‘médicos’, estamos diciendo también los paramédicos, que son enormemente importantes”, indicó el gobernador Alberto Rodríguez Saá durante su discurso de apertura del 30º período bicameral, y es en este sentido que varios hospitales provinciales cuentan con este anexo en la construcción.

En el caso específico de Merlo, se trata de un complejo habitacional con 12 departamentos de 1 y dos dormitorios y espacios comunes.

“No es una residencia escuela, sino un lugar donde los profesionales, muchos de los matrimonios que se especializan en diferentes ramas de la medicina, podrán vivir”, explicó la directora del actual hospital de la Villa, Isabel Flores.

El nuevo hospital, que está emplazado en la Ruta Provincial Nº 1, entre El Ceibo y Maitén, presenta un avance de obra de más del 85 %. Será cabecera de la zona sanitaria IV y reforzará la salud pública de Carpintería, Cortaderas, Los Molles, Papagayos, Villa Larca y Balcarce; y sumará servicios, entre ellos un centro de oncología.