Tiene previsto reunirse este martes con el jefe de las Fuerzas Armadas y la líder civil Aung San Suu Kyi.

El papa Francisco llegó a las 14:00 de este lunes (4:30 de Argentina) a Rangún, la ex capital y principal ciudad de Myanmar -la ex Birmania- en una difícil visita de una semana a este país. Allí, la situación que se vive está marcada por la despiadada represión que han sufrido 650 mil miembros de la minoría musulmana rohingya por parte del régimen birmano, que ha causado centenares de muertos y una gran devastación. Una buena parte de los rohingyas huyeron a Bangladesh, donde el papa los encontrará en los últimos días de su gira apostólica.

En el aeropuerto de la capital económica birmana, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, Jorge Bergoglio fue saludado por un grupo de niños que ondeaban banderas de Birmania y el Vaticano, y que estaban vestidos con una camiseta impresa con la efigie del papa, según informó la agencia EFE.

 

Fuentes y foto: Clarín y agencia EFE.