Fue invitado especialmente por los organizadores, en carácter de familiar de quien fue declarada beata por el enviado del papa Francisco. “El nombre de Catalina era muy común en mi familia. Estuvo en San Luis cuando fundó las ‘Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús’”, dijo Alberto.

Alberto compartió la ceremonia junto a autoridades.

Junto a autoridades nacionales, de la provincia de Córdoba y eclesiásticos, el gobernador Alberto Rodríguez Saá participó de la misa de beatificación de su tía abuela, Catalina de María Rodríguez.

“El nombre de Catalina era muy común en mi familia. Estuvo en San Luis cuando fundó las ‘Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús’”, indicó el gobernador a Cadena 3.

Recordó que la beata “dio y recibió afecto” de su familia: “Por eso la recuerdo con tanto amor. Mis abuelos, abuelas, padres y tías la sintieron cerca”, añadió.

La ceremonia tuvo lugar en el predio del Centro Cívico de la capital de Córdoba y fue presidida por el cardenal Ángelo Amato, quien declaró oficialmente beata a la madre Catalina de María Rodríguez, fundadora de la congregación de Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús.

Alberto fue invitado especialmente por los organizadores y compartió la ceremonia junto al exgobernador y actual diputado nacional por San Juan, José Luis Gioja; y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y su esposa, Alejandra Vigo.