Día de plena primavera, pero con una temperatura más propia del verano. Así fue este domingo en Villa Mercedes, donde más de una familia llenó su piscina o armó la de lona, mientras que otros optaron por acudir a los espejos de agua ubicados en la margen sur del río Quinto, a la altura del Parque Provincial Costanera.

Las familias mercedinas coparon los espejos de agua con el calor del domingo.

El predio ofreció realmente una postal playera, pues muchas personas de todas las edades se llegaron para disfrutar del sol y del agua, con la tranquilidad de estar vigilados por guardavidas profesionales. Juan Worman, delegado en la provincia de San Luis del Sindicato de Guardavidas de la República Argentina, comentó que “desde noviembre del año pasado nos contrataron del Gobierno provincial para controlar y garantizar la seguridad de quienes acuden a estos espejos, tarea que realizamos amparándonos mucho en la prevención”.

El especialista, que también es delegado de Asociación Mutual de Guardavidas Argentinos (AMUGA), precisó que “tenemos habilitados sectores exclusivamente para los bañistas, mientras que también permitimos la práctica de la natación, con el requisito de se utilicen medidas de seguridad”. Además, los espejos tienen zonas más profundas para la práctica de kayak y otras disciplinas afines.

Nota: ANSL.

Fotos: Chiche Herrera.