La rectora Agustina Rodríguez Saá agradeció el trabajo de la Fundación Pro Universidad y de los legisladores puntanos que propiciaron la creación de la UNLC. La institución presentó el libro que cuenta su historia, escrito por un periodista merlino.

Agustina Rodríguez Saá: “somos parte de este proceso fundacional que es único”.

Agustina Rodríguez Saá: “Somos parte de este proceso fundacional, que es único”.

“Nosotros somos parte de este proceso fundacional, que es único, y es un verdadero honor poder formar parte, además de una enorme responsabilidad”, dijo este martes la rectora Agustina Rodríguez Saá en el acto por la celebración del tercer aniversario de la Universidad Nacional de Los Comechingones.

La Ley 26.998 de Creación de la UNLC fue aprobada por el Congreso de la Nación el 22 de octubre de 2014, y promulgada por el Ejecutivo el 7 de noviembre de ese año. En abril de 2016, Rodríguez Saá asumió como rectora organizadora.

En el Salón de Usos Múltiples de la sede ubicada frente al barrio 227 Viviendas, la Universidad realizó un acto y un brindis para festejar los tres años de la institución merlina.

En la oportunidad fue presentado el libro “Universidad Nacional de Los Comechingones, Origen y puesta en marcha”, escrito por el periodista merlino Gustavo Menéndez.

La rectora dijo que esta celebración viene precedida “de muchos años de trabajo y, sobre todo, de mucha entrega tras un objetivo tan noble, como es la creación de una universidad nacional”.

También destacó el trabajo incansable de los miembros de la Fundación Pro Universidad Nacional de los Comechingones, muchos de ellos presentes ayer en el acto.

“A partir de abril de 2016 comenzamos con el equipo de gestión a dar el primer paso. En este año y medio cumplimos con dos grandes objetivos: ya contamos con nuestro Estatuto Provisorio, que es la ley madre que nos rige, y desarrollamos un Proyecto Educativo Institucional que ya fue evaluado por la CONEAU”, contó la rectora.

“Quiero mirar al futuro y esta inmensa oportunidad que abre la Universidad Nacional de los Comechingones”, agregó.

“Es un gran desafío. Un desafío apasionante y no lo podemos hacer solos unos pocos. Para que este proyecto sea una gran universidad se requiere del compromiso, el trabajo, el esfuerzo, la pasión de todos y cada uno de nosotros, y de todos los que se vayan sumando a este proyecto”, aclaró la máxima autoridad de la UNLC.

También se refirió al centenario del natalicio de Antonio Esteban Agüero y resaltó la posibilidad que tuvo la Universidad de haber tenido su primera sede en la Casa del Poeta. “En las venas de esta universidad corre sangre agüeriana”, dijo.

 

Universidad del siglo XXI

La UNLC fue creada en el siglo XXI, atendiendo a los problemas de su época. Por eso, Rodríguez Saá aseguró que “esta universidad fue proyectada para ser un ámbito de pensamiento científico”.

“Del 4 al 6 de noviembre se realizó en la Pontificia Academia de Ciencias –en Ciudad del Vaticano- una reunión de un grupo de científicos vinculada al estudio del cambio climático, en donde abordaron el impacto que este fenómeno tiene sobre la salud de las personas y la salud de los ecosistemas”, contó.

La rectora aseguró que “los resultados de este encuentro –en donde fueron analizados con base científica procesos desde el 2015 hasta hoy- son alarmantes. El impacto de las actividades del hombre sobre el equilibrio de los ecosistemas ponen en grave riesgo nuestra propia supervivencia”.

En ese sentido dijo que “la declaración concluyó con un urgente llamado a descarbonizar los sistemas energéticos. Es decir, abandonar el petróleo, el gas, el carbón y pasar a las energías renovables”.

“Nosotros pensamos abrir la Ingeniería en Energías Renovables, y cuando armábamos el proyecto pocos apuntaban a esto. Entonces miren si no tenemos un gran desafío desde San Luis. También estamos proponiendo carreras destinadas al cuidado del agua, a la protección de nuestros bosques, a la protección del aire que respiramos”, explicó sobre la moderna oferta académica.

 

Libro con la historia de la UNLC

Gustavo Menéndez, periodista, escritor y director del portal de noticias InfoMerlo, presentó en el SUM de la institución educativa el libro que escribió sobre la historia de la Universidad.

“Nosotros hoy festejamos los 3 años de la Universidad Nacional de Los Comechingones pero es un festejo más amplio, es un festejo para Merlo y para San Luis”, dijo el autor.

Menéndez aclaró que “la creación de una universidad nacional, pública y gratuita con sede en Villa de Merlo es un hito en la educación pública de San Luis que se equipara a otras gestas educacionales de la provincia. Es de los hitos más importantes de toda la historia de Merlo, es algo único e irrepetible”.

“Este libro resume los momentos fundacionales de la UNLC. Desde agosto de 2009, cuando públicamente y por primera vez se dio a conocer el proyecto de ley firmado por el senador nacional Adolfo Rodríguez Saá en donde se pedía crear la Universidad Nacional de Los Comechingones”, adelantó.

El libro llega hasta el 8 de mayo de 2017, cuando la Universidad realizó la apertura del Curso Preparatorio Universitario con un acto en el auditorio del Centro Educativo Nº 27 “Santiago Besso”.

“Este libro destaca fechas, personas y la labor que se ha realizado para acompañar el proyecto de ley. Es un trabajo de militancia silenciosa”, contó Menéndez.

En 2014, el periodista viajó junto a distintos miembros de la comunidad merlina al Congreso de la Nación para registrar la sanción de la Ley 26.998, que ocurrió el 22 de octubre de ese año a las 23:47, cuando “155 votos dieron el sí” a la creación de la UNLC en “un momento muy emotivo, histórico”.

En su presentación, el periodista se animó a viajar al futuro y vio a esas “familias que pudieron tener a un hijo universitario sin comprometer la economía doméstica y familiar”.

También “a los chicos que pudieron estudiar y seguir en su pueblo, en su terruño”. Y a esa persona “que llegó a Merlo no por el paisaje y el turismo, sino para estudiar, porque estamos insertos ya en la educación de San Luis y del país”.

Al acto asistieron funcionarios y concejales merlinos, integrantes de diferentes instituciones, estudiantes y personal docente y no docente de la UNLC. Todos participaron del brindis final.

La rectora se sacó fotos que quedarán guardadas en la historia del Valle del Conlara, con diferentes miembros de la comunidad, y también con el personal y los estudiantes de la Universidad.

Agustina Rodríguez Saá dijo que “la educación superior es un bien público, un derecho humano y una estrategia de desarrollo de los pueblos”.

“Celebramos contar con esta oportunidad de educación superior, pública y gratuita”, concluyó.

Nota y foto: Prensa Universidad Nacional de Los Comechingones.