A primera hora de este jueves, un hombre subió al tanque de agua del Complejo Molino Fénix desde donde exclamó que se arrojaría, lo que demandó la intervención de la Policía de la Provincia y de expertos en atender este tipo de situaciones, quienes lograron contenerlo y que depusiera su actitud.

El vicegobernador Carlos Ponce se hizo presente en el lugar.

El vicegobernador, Carlos Ponce, presente en esos momentos, explicó que “se trata de Facundo Magallanes, padre de dos hijos, que explicó que esa determinación había sido tomada a raíz de la situación que atraviesa por un juicio con una empresa, que se siente estafado y le genera problemas para trabajar. Además de la intervención de la Policía, se le brindó asistencia psicológica, hablamos con él, con su esposa y demás familiares, y se le dio asesoramiento y contención”.

“Después lo vi muy bien. Ahora se lo va a asesorar sobre su problema y se lo ayudará en lo que sea posible. Sabemos que Argentina está pasando por una época difícil y San Luis no escapa a esa realidad, por lo que estamos atentos a problemas como este”, concluyó Ponce.