El Gobierno de la provincia, a través de San Luis Agua, trabajó mancomunadamente con el Municipio de Fraga -que opera directamente la planta-, para reabastecer el recurso hídrico a toda la población del lugar, tras haber adquirido una bomba de primera marca con capacidad para arrojar más de 30.000 litros por hora, la cual mejora sustancialmente el caudal.

La nueva bomba permite arrojar más de 30.000 litros por hora.

La sociedad estatal brindó nuevamente colaboración al Municipio de Fraga mediante el trabajo que permitió optimizar el servicio desde la planta de bombeo, donde hace unos días debido a una falla eléctrica, se dañó la bomba principal, siendo utilizada la perforación de reemplazo para continuar con la provisión del recurso.

Junto al Municipio, San Luis Agua con su personal operativo de Agua Subterránea y un técnico electricista pusieron manos a la obra y comenzaron el operativo que contó con el traslado del camión grúa que inició la extracción de la cañería de aproximadamente 65 metros de longitud y 3 pulgadas de diámetro.

Luego extrajeron el equipo de bombeo dañado de 15 hp y seguidamente, revisaron el estado de la cañería, rediseñaron el tablero eléctrico -a los fines de que se adapte y abastezca a un motor de mayor potencia-, reequiparon el pozo con una bomba sumergible de primera marca y de mayor potencia que la anterior –de 20 hp-, y repararon parte de la cañería que se encontraba dañada. Por último, realizaron recambio de cables, necesario para que funcione el equipamiento de mayor potencia.

Actualmente, la bomba se encuentra bajo tareas de prueba, a los fines de encontrar el punto óptimo y definir, así, el caudal adecuado para su operatividad. Cabe mencionar que este equipo nuevo se ha dimensionado de acuerdo al consumo de la población y optimizado al máximo el rendimiento de la perforación, teniendo en cuenta la carga hidráulica del sistema: esto significa que no brinde sólo buen caudal en boca de pozo, sino también al tanque elevado.

San Luis Agua y el Municipio realizan el ensayo de bombeo, lo que implica medir la variación del nivel de la napa respecto del caudal extraído y el tiempo de funcionamiento de la bomba. Ambas entidades trabajaron contra reloj, con el objeto de optimizar la calidad y provisión del recurso de agua potable a la comunidad de Fraga.

 

Nota y foto: Prensa San Luis Agua.