La banda mercedina subió al escenario del Salón Blanco en la última velada del mes de agosto.

Perro de Sótano pasó por el escenario del Salón Blanco en la noche del jueves.

Funk, rock, soul, jazz, ska, reggae. Perro de Sótano pasa por todos los estilos sin encasillarse en ninguno. “A lo largo de 18 años hemos pasado por varias formaciones y la de esta noche es un power trío”, le decía a ANSL el baterista Daniel Sánchez, encargado de la voz, que junto a Jorge Godoy (guitarra y voz) son los encargados de las composiciones musicales. Completan la banda Diego Bea en bajo y Claudio Figueroa en voz y coro.

“El Ciclo Cultural está muy bueno para las bandas locales que buscan una oportunidad para mostrarse”, acotaba el manager del grupo, Roberto Maranguello, quien señaló que tienen “mucha ruta sobre el lomo”.

“Hicimos el circuito de bares mercedinos, anduvimos por el sur provincial, tocamos con Las Pastillas del Abuelo, presentaciones solidarias con éxito para quienes nos convocaron. En fin, de todo en casi dos décadas”, reflexionó.

“El asesino”, “Siluetas” y “Lejos del alma”, fueron algunos de los temas que interpretaron durante la noche del jueves en Terrazas del Portezuelo, y sonó parecido a “Perro de Sótano: escuchamos de todo y las influencias pasan por una gran variedad de estilos y artistas que forma parte de nuestra esencia”, sentenció Daniel Sánchez.

Nota: Adolfo González.

Fotos: Jésica Flandes.

Video y edición: Martín Micali.