Marcela Spengler es odontóloga y recorrió el nosocomio junto a la ministra de Salud, Graciela Corvalán, quien desde su asunción visita cada hospital público de la provincia con el objetivo de realizar un diagnóstico de situación y brindar soluciones.

Libreta en mano, la ministra recorrió el edificio durante casi una hora y preguntó el nombre de cada empleado mientras saludaba.

Más tubos de oxígeno, medicamentos, computadoras y un lavarropas industrial son algunos de los elementos que apuntaron Corvalán y la nueva directora, Marcela Splenger, quien regresó a la institución en reemplazo de Mariela Orozco, que estuvo al frente durante ocho meses.

Entre otros espacios, Corvalán visitó las habitaciones de internación, sala de partos, consultorios, cocinas, secretarías y un patio en remodelación donde se construyen techos para residencia y traslados.

“Hemos visto la buena calidad del hospital, el equipamiento de última generación, y áreas que han sido totalmente ampliadas y puestas en valor. En líneas generales está en absolutas condiciones para prestar un servicio digno a la comunidad”, expresó este sábado al mediodía.

“Necesitamos hacer hincapié en la atención a las personas. Ése creo que es el punto más débil que vemos en todos lados”, aseguró la ministra, y adelantó que en los próximos días visitará el Hospital de Villa Mercedes.

En poco más de una semana de gestión Corvalán recorrió el Hospital San Luis, el de La Punta, Villa de la Quebrada y Merlo.

La nueva directora apostará por la experiencia del personal. Durante la visita sugirió capacitaciones para los auxiliares de farmacia. “Es importante que el personal crezca y se capacite, porque esa capacitación se vuelca a la comunidad”, dijo Splenger, y prometió: “Voy a estar mucho por las salas de espera, sentada con los pacientes, para escuchar de su propia boca en qué podemos mejorar”.

El intendente de la ciudad, Juan José Baggini, participó del relevamiento. “Voy a ser el nexo entre la directora del Hospital y el Ministerio de Salud”, expresó.

Orozco, emocionada, agradeció el acompañamiento de la comunidad. “Hay varios expedientes en trámites de solicitud de aparatología nueva para el Hospital”, señaló.

Noemí Juri, jefa de enfermería con 32 años de servicio, se emocionó por los cambios y el futuro. “Amo al Hospital. Ha crecido mucho desde cuando yo empecé hasta ahora, pero hay mucho más para hacer. Se necesitan algunos puestos más así atendemos mejor a nuestra comunidad”, consideró.

Nota, fotos, video y edición: ANSL.