Ubicado en Luján, el establecimiento “Foralba” proveerá a la Usina Láctea puntana un total de 6.000 litros de leche por día.

Para lograr el éxito deseado con “Lácteos San Luis”, el sector tambero provincial ocupa un lugar central ya que se constituye como el encargado de proveer la materia prima correspondiente, para que la Usina Láctea implemente su etapa de industrialización.

Ubicado en la localidad de Luján, “Foralba” es uno de los tambos más grandes de San Luis y uno de los que se comprometió con el proyecto elaborado por el Ejecutivo puntano, en el marco del Plan de Lucha Contra la Pobreza.

“En el establecimiento tenemos varias actividades: hacemos ganadería, agricultura y producimos hortalizas. En lo que refiere a la producción de leche, contamos con 1.950 vacas de ordeñe. Si hacemos un promedio de 30 litros diarios por vaca, podríamos entregar cerca de 6.000 litros por día a la Usina Láctea”, manifestó Nicolás Chiappero, uno de los trabajadores del campo.

Con más de 6 años produciendo en San Luis, el tambero expresó: “Nos parece bárbaro cómo se viene trabajando con este proyecto, ya que el desarrollo de la industria local es muy positivo. Tuvimos la suerte de conocer el lugar donde funcionará la fábrica; ahora todos tenemos que comprometernos y aportar nuestra parte para llegar al objetivo deseado”.

Sobre “Lácteos San Luis”

La propuesta sienta sus bases en la justicia social a partir de tres objetivos principales: disminuir, al menos, un 35% el valor de la leche, generar empleo genuino y llegar con un producto de calidad y fortificado nutricionalmente a todos los puntanos.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.