El puntano, Claudio Echegaray, se coronó campeón latino súper gallo y el mexicano, Diego de la Hoya, mantuvo el título del mundo juvenil.Una multitud participó del evento.