El gobernador Alberto Rodríguez Saá aseguró este jueves que la firma del Tratado del Caldén tiene una agenda que “es un atajo al futuro”, mientras que su par de La Pampa, Carlos Verna, elogió a San Luis: “Es una provincia magnífica, en riqueza, historia, imaginación y en calidad humana”.

Rodríguez Saá y Verna suscribieron el tratado

Rodríguez Saá y Verna suscribieron el tratado

En el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo y con la presencia de legisladores nacionales y provinciales, funcionarios y más de 140 intendentes de ambas provincias, se firmó el histórico acuerdo que, entre otros aspectos, establece acciones conjuntas para que el Estado nacional reconozca la “histórica sanidad de las finanzas de ambos estados provinciales, para que habilite premios que incentiven la continuidad de la aplicación eficiente y eficaz de los fondos públicos”.

El gobernador Verna destacó que este es “un acuerdo ejemplar de federalismo, porque además somos la segunda provincia sin deuda, ante un Estado nacional centralista y endeudado”, e insistió que ahora ambas provincias están decididas a que la Nación les reconozca el equilibrio fiscal: “Queremos que nos pague lo que nos debe”.

Entre otros puntos, el acuerdo contempla acciones complementarias para el desarrollo y transformación de la producción industrial, pero también apunta a propiciar políticas tributarias de incentivo para la creación de empleo joven en nuevas empresas de ambas jurisdicciones.

“El Gobierno nacional nos hace mirar el pasado para justificar el presente”, dijo Rodríguez Saá y adelantó que luego que ambas legislaturas aprueben este tratado, basado en el artículo 125 de la Constitución Nacional, llevarán la iniciativa para su respectivo tratamiento en el Congreso de la Nación.

Los mandatarios coincidieron en homenajear especialmente a las comunidades originarias reconocidas en ambas provincias y cuyas delegaciones también presenciaron el acto. “Saludo a los loncos ranqueles que llegaron hasta aquí”, expresó Rodríguez Saá al destacar que el Tratado contempla planes de desarrollo sustentables, respetando su lengua, su cultura y sus modos de producción.

 

 

Nota, fotos y video: ANSL.